BOGOTA, Cultura en Movimiento!

{Tendencias creativas para la innovación social.}

La ciudad de Bogotá, densa y caótica, nos genera un contexto de historias por contar, historias de una ciudad humana y vital, una ciudad que percibe sus entornos urbanos con empoderamiento, con la toma pacífica de los espacios, desde los parques metropolitanos hasta los parques de bolsillo, la religiosa ciclovía, las atiborradas ciclorutas, las calles empinadas y los andenes quebrados, se convierten en factores físicos que motivan nuevas formas y modos de aprovechar la ciudad y disfrutarla.

Las nuevas culturas, tendencias y deportes urbanos que se generan en esta Bogotá contemporánea, demandan espacios de inclusión para mostrar y contar sus historias, todas ellas enmarcadas en un contexto particular, la calle. De esta manera la ciudad se ve transformando en el escenario de múltiples disciplinas y prácticas que fomentan la pluriculturalidad juvenil y la diversidad cultural, la cual se potencia en tendencias novedosas de movilidad que están transformando las maneras de transportarse de una forma saludable y novedosa por la ciudad.

IMG_5260

De esta manera la cultura urbana está evolucionando en modas y actitudes más comprometidas con el espíritu y el respeto por el otro, fomentando comunidades activas culturalmente y confluyendo en un reconocimiento de la calle como un espacio de tolerancia cultural donde muchas formas y estilos de vida tienen cabida.

Esta crónica fotográfica reconoce la influencia que estas comunidades tienen en el devenir de la ciudad, así como su transformación, desde las nuevas formas de apropiación de los espacios públicos urbanos, los nuevos modelos de consumo y el desarrollo positivo del ocio productivo en la juventud. Todo esto a través de una valoración de las nuevas identidades urbanas comprometidas y respetuosas por el medio urbano.

IMG_2285

EL OCIO PRODUCTIVO!

La escena deportiva urbana en la ciudad de Bogotá cuenta con alrededor de 25.000 deportistas y miembros activos de las comunidades urbanas, que de alguna manera a partir de su propia gestión han logrado un espacio dentro de la escena cultural y deportiva de la ciudad, motivando nuevas formas de ciudadanía, representando las diversas comunidades del sector, visibilizando y generando mayor conciencia y tolerancia de la ciudadanía en general, todo esto por medio de la práctica profesional y amateur que refuerzan día a día la realidad del deporte urbano, así como sus espacios de práctica, sus actividades de integración cultural y deportiva así como sus acciones para revalidar los espacios en desuso y la revitalización de parques y escenarios que hasta hace poco tiempo eran tierra de nadie.

Las bicicletas, las patinetas, los patines, los pies, las manos, el equilibrio., las rampas, andenes, bajadas, parques, barrios, todas estas palabras relacionadas en un todo, la ciudad, Bogota, y seguimos con mas palabras, algunas estigmatizadas, lo extremo, palabra difícil y arriesgada, semiótica cargada de experiencia y dolor, el ocio? por ejemplo, en mi casa siempre me decían: no sea ocioso!, y siempre me preguntaba cómo podía uno perder tanto tiempo en la vida, si eso era perderlo!.

“Ocio”, Esta palabra ha marcado una generación y hasta varias, ya que en mi caso los 80s, la música y un poco la televisión nos metieron en las grandes ligas del ocio posmoderno, mucha diversión cargada de tecnología e imagen, música, la década premultimedia, Tv, atari y el deporte como expresión del cuerpo, ya que gracias a la televisión comprobamos que la información estaba a nuestro alcance y que seríamos testigos de las grandes hazañas deportivas “en vivo y en directo”.

Y esta dinámica infinita entre el deporte y la comunicación masiva, abonó el camino para la diversidad de modalidades y estilos deportivos que fomentarian el ocio activo, incitando a los jóvenes a explorar nuevas variables de la actividad física, motivados por un entorno urbano que con sus límites físicos y sus estructuras de asfalto, concreto y acero generaron nuevas sensibilidades. Esta masa joven (Generación X) la cual encontraba en bicicletas, patines y patinetas, una forma de sortear y vivir la ciudad, a su vez moldeaba de manera ingeniosa un consumo estético que definió los estilos y las formas en las décadas siguientes, todas estas modas y modos, evolucionaron a formas más sofisticadas de retar el entorno, deportes como el skate y el bmx han desbordado expectativas mediáticas, proporcionado un entorno ideal para que florezca una cultura en

movimiento¡.

IMG_2789

Esta cultura en movimiento ha encontrando un recorrido positivo en Bogota, ciudad que por razones obvias ha visto llegar e irse infinidad de modas y estilos de vivirla, los habitantes por tanto han encontrado en las actividades urbanas una estrategia para dar cabida a estas comunidades urbanas, ciclovías, parques y calles han proporcionado tan fuertes ideas que ya hacen parte del desarrollo social y económico de la ciudad, contribuyendo así a ser un ejemplo para futuras y actuales generaciones que buscan una manera alternativa de convivir en este ecosistema de cables y concreto.

Y es así como damos contexto a este ecosistema emprendedor, de deportistas que arriesgan su integridad para satisfacer la adrenalina, pero no todo es riesgo, en los últimos años hemos sido testigos del florecimiento de una economía alrededor de estas manifestaciones. Muchos de estos deportistas que gracias a una fama ganada con sudor y riesgo, han sabido potenciar sus habilidades con las ganas de crecer como empresarios.

En su gran mayoría, estos jóvenes aprovechan su entorno para montar negocios que llenan vacíos de consumo que son aprovechados para motivar un universo del negocio que crece y no solo a nivel nacional, también a nivel internacional, desde la comercialización de productos que satisfacen una demanda en crecimiento hasta la producción a un artesanal de productos y accesorios para la práctica.

Muchas de estas miniempresas, localizan su mercado en nichos aún muy pequeños, que crecen a ritmos acelerados dado su contexto novedoso y donde día tras día aumentan las expectativas de negocio para muchos jóvenes que basan su forma y estilo de vida en las actividades urbanas en contextos como el deporte y arte entre otros.

IMG_5522

Modelos de negocio basados en la publicidad de marcas de bebidas y ropa son los de mayor crecimiento, la mayoría de estos “deportistas empresarios” aprovechan su imagen para promocionar marcas, impulsar programas y apoyar causas comunitarias que los llevan a ser influenciadores en su universo!, su trabajo tiene como base los medios sociales, herramienta que les permite llegar más rápido a sus nichos y donde pueden ofrecer bienes y servicios a públicos muy definidos.

Aún falta mucho apoyo de la empresa privada y estatal, que no aprovecha este dinamismo para visivilizar más sus objetivos, desperdiciando oportunidades de hacer crecer sus ideas e impactar de manera efectiva en el público consumo. Este espectro de negocio que crece día a día, nos permite comprender la dimensión de las nuevas tendencias que están impactando en lo jóvenes de hoy, de como su empoderamiento a través de la tecnología les permite abarcar nichos específicos y como la demanda ofrece oportunidades de evolución económica para jóvenes que disfrutan la calle y la hacen suya, así como el fortalecimiento de comunidades con poder de decisión e influencia que los hace fuerte social y públicamente y les permite potenciar una nueva economía que les ofrece un camino de éxito profesional y la satisfacción de la no frustración de su espíritu individual.

Anuncios